Pulgas

Las pulgas son parásitos externos que viven de la sangre de los mamíferos y los pájaros. Son insectos pequeños (de 1,5 a 3,3 mm de largo) sin alas, muy ágiles, de color generalmente oscuro (por ejemplo, la pulga de los gatos es de color rojizo-parduzco), que cuentan con un mecanismo bucal de tubos especialmente adaptado para poder alimentarse de la sangre de sus huéspedes. Tienen el cuerpo comprimido lateralmente, lo que les permite desplazarse con facilidad entre los pelos o plumas del huésped. Tienen las patas largas y las traseras están adaptadas para el salto, que puede ser de hasta 18 cm en dirección vertical y 33 cm en dirección horizontal.  Esto representa una distancia de hasta 200 veces su propia longitud, lo que convierte a las pulgas en el mejor saltador entre los animales en relación con su tamaño corporal. El cuerpo de la pulga es duro, pulido, y está cubierto con muchos pelos y espinas cortas dirigidas hacia atrás.

En la mayor parte de los casos las pulgas son sólo una molestia para sus hospedadores, pero algunas personas y animales sufren una reacción alérgica a la saliva de la pulga, produciéndose erupciones. Las picaduras de pulga generalmente tienen como resultado la formación de unas zonas inflamadas y ligeramente elevadas que producen picor y que tienen un solo punto de picadura en el centro.

Sin embargo, las pulgas pueden transmitir enfermedades como el tifus y la devastadora peste bubónica, transmitida entre roedores y humanos por la pulga de la rata de alcantarilla y la pulga de la rata negra.

La pulga común, la del perro y la del gato pueden ser huéspedes intermediarios de cestodos, tenías o solitarias, las cuales pueden parasitar al hombre.

Si tenemos mascotas en casa, lo primero que deberemos hacer es proceder a su adecuada desparasitación y prevención mediante el collar antipulgas, de esta forma estaremos evitando que estos insectos se refugien en ellas.

Posteriormente se procederá a efectuar un tratamiento contra pulgas con productos a base de piretroides, que son los insecticidas más seguros a la hora de trabajar en entornos habitados. A estos productos se añadirá un IGR, cuya finalidad es evitar que las pulgas jóvenes puedan mudar, alcanzar madurez sexual y reproducirse.

Los tratamientos los realizaremos utilizando productos líquidos que serán asperjados a baja presión por los zócalos, grietas, rajas y hendiduras. Posteriormente utilizaremos micronebulizadores de bajo volumen (ULV) para realizar el tratamiento espacial de la casa. En caso de ser necesario se realizaría una termonebulización, que consiste en transformar en humo los productos líquidos en origen.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Siphonaptera
              http://www.americanpest.com/noticias/tratamiento-contra-plagas-de-pulgas-7.html

 

Búsqueda

Banner
Banner